• Fuera de stock

Pesas Ludi Rosa

5,37 €

El sonajero es un gran clásico para ofrecer al bebé por su desarrollo motor. De hecho, agarrar un objeto resulta en un reflejo de agarre. Esta ligera mancuerna de plástico responde perfectamente a este instinto y permite un manejo muy fácil.

Su color brillante y sus formas redondas entrenan a los bebés para seguir el traqueteo de los ojos cuando los sacuden y así desarrollar su campo visual. Su material plástico flexible y ligero alivia los dientes de leche pequeños y garantiza una higiene perfecta. El sonido de la campana lo alienta a reproducir los movimientos. El bebé comprenderá gradualmente que al manipular el sonajero, se emitirá un sonido divertido. Esta secuencia le permitirá adoptar el concepto de causa y efecto.

Recomendado para bebés mayores de 10 meses.

Composición 100% PVC.

Cantidad
Fuera de stock

LUD30057
También podría interesarle
  • Cubos sensoriales apilables... Cubos sensoriales apilables...
    • Fuera de stock
    Vista rápida Vista Rápida

    Cubos sensoriales...

    13,14 € Precio

    Descubre 9 cubos flexibles y coloridos para apilar y construir para crear excelentes construcciones. ¡Este rompecabezas educativo ayuda a cultivar la imaginación de pequeñas mentes curiosas! Con el tiempo, los niños aprenderán a reconocer los números, animales, objetos, formas geométricas y patrones de las facetas de los cubos.

    Los cubos son fáciles de manejar. Al pellizcar, un pequeño ruido extraño atrae la atención de Baby. Los niños ejercen la flexibilidad y el agarre de sus dedos, pero también su concentración para apilar. Este primer juego de construcción desarrolla destreza, habilidades motoras, agudeza visual y el paciente.

    Apto para niños a partir de 10 meses.

    Composición 100% PVC.

    Dimensión 1 pieza: 5 x 5 x 5 cm.

  • Pesas Ludi Azul Pesas Ludi Azul
    Vista rápida Vista Rápida

    Pesas Ludi Azul

    5,37 € Precio

    El sonajero es un gran clásico para ofrecer al bebé por su desarrollo motor. De hecho, agarrar un objeto resulta en un reflejo de agarre. Esta ligera mancuerna de plástico responde perfectamente a este instinto y permite un manejo muy fácil.

    Su color brillante y sus formas redondas entrenan a los bebés para seguir el traqueteo de los ojos cuando los sacuden y así desarrollar su campo visual. Su material plástico flexible y ligero alivia los dientes de leche pequeños y garantiza una higiene perfecta. El sonido de la campana lo alienta a reproducir los movimientos. El bebé comprenderá gradualmente que al manipular el sonajero, se emitirá un sonido divertido. Esta secuencia le permitirá adoptar el concepto de causa y efecto.

    Recomendado para bebés mayores de 10 meses.

    Composición 100% PVC.