• Fuera de stock

Cachorro de tiranosaurio rex Schleich

14,04 €

¿Jugar? ¡Para el joven T-Rex eso significa pelear con otros de su edad!

¿Jugar? ¡Para el joven T-Rex eso significa pelear con otros de su edad! ¿Quién es el más fuerte? Los investigadores han descubierto que los reptiles prehistóricos ya libraban violentos combates con tan solo 10-12 años. A esa edad apenas eran la mitad de grandes que un T-Rex adulto. Eso sí, ¡el doble de valientes!

Cantidad
Fuera de stock

15007
También podría interesarle
  • Cría de elefante africano... Cría de elefante africano...
    Vista rápida Vista Rápida

    Cría de elefante...

    4,95 € Precio

    Las crías recién nacidas de elefante pesan 100 kilos y miden 90 cm de altura. Tras media hora ya se pueden sostener sobre sus propias patas y caminar con la manada.

    Al nacer, los elefantes son bastante torpes y tienen que aprender a usar la trompa. Aún no saben comer con ella y durante el primer año de vida su madre las amamanta. Cada día aumentan un kilo de peso. Es muy importante que crezcan rápido, pues es difícil que un león o un cocodrilo ataque a un elefante adulto y sano. Si un depredador se acerca a una distancia peligrosa, los adultos forman un círculo alrededor de la cría. En el centro de éste, están bien protegidos.

  • León Schleich León Schleich
    • Fuera de stock
    Vista rápida Vista Rápida

    León Schleich

    5,78 € Precio

    Para convertirse en el líder de la manada los leones deben ganar un duelo.

    Para convertirse en el líder de la manada los leones deben ganar un duelo. Cuanto más larga es la melena mayor respeto sienten sus rivales hacia ellos. Su melena no solo deja sin aliente si no que también protege a los animales de las heridas importantes en la cabeza y cuello.

  • Cría de guepardo Schleich Cría de guepardo Schleich
    • Fuera de stock
    Vista rápida Vista Rápida

    Cría de guepardo Schleich

    4,12 € Precio

    Los guepardos pesan 300 gramos al nacer. Su pelaje tiene ya las típicas manchas negras y su cara, las inconfundibles rayas en forma de lágrima.

    Las crías de guepardo son muy indefensas y sólo abren los ojos pasadas dos semanas. Cuando su madre sale a cazar, quedan completamente desprotegidos ante los hambrientos leones e hienas. La única posibilidad es tener un buen camuflaje. Para ello tienen una crin larga y plateada. El pelo de la crin se endereza, como el corte de pelo ″mohicano″ y de lejos parece una hierba. Aproximadamente a los seis meses, las crías de guepardo aprenden a cazar por sí mismas. Tras uno o dos años, las crías ya han aprendido suficiente y pueden abastecerse por sí mismas.