• Fuera de stock

Velocirráptor Schleich

10,74 €

Este carnívoro de dos patas medía setenta centímetros y era muy pequeño para ser un dinosaurio.

Los velociraptores eran probablemente dinosaurios muy inteligentes que cazaban en manada. Aunque sólo midieran 60 cm de alto, estos carnívoros podían reducir presas más grandes sin dificultad. Alcanzaban velocidades de hasta 65 quilómetros por hora y eran capaces de efectuar rápidos giros gracias a sus rígidas colas. Para devorar a sus presas, los velociraptores tenían ochenta dientes afilados y curvados en sus hocicos planos, algunos de los cuales medían 2,5 centímetros de largo. El velociraptor se considera uno de los dinosaurios más rápidos e inteligentes. Era un astuto cazador.

Cantidad
Fuera de stock

14585
También podría interesarle
  • Jirafa Schleich Jirafa Schleich
    • Fuera de stock
    Vista rápida Vista Rápida

    Jirafa Schleich

    7,43 € Precio

    Las jirafas macho pueden alcanzar los seis metros de altura y entonces son los animales terrestres mas grandes. El cuello puede alcanzar los dos metros y medio de altura y pueden llegar a pesar 250 kg. Y a pesar de ello sólo tienen, como nosotros los huma

    ¿Porqué tienen manchas las jirafas? Parece increíble, pero sirven de camuflaje. Pero es verdad: Gracias a ellas, la jirafas, vistas de lejos, parecen un árbol grande.

  • Cría de guepardo Schleich Cría de guepardo Schleich
    • Fuera de stock
    Vista rápida Vista Rápida

    Cría de guepardo Schleich

    4,12 € Precio

    Los guepardos pesan 300 gramos al nacer. Su pelaje tiene ya las típicas manchas negras y su cara, las inconfundibles rayas en forma de lágrima.

    Las crías de guepardo son muy indefensas y sólo abren los ojos pasadas dos semanas. Cuando su madre sale a cazar, quedan completamente desprotegidos ante los hambrientos leones e hienas. La única posibilidad es tener un buen camuflaje. Para ello tienen una crin larga y plateada. El pelo de la crin se endereza, como el corte de pelo ″mohicano″ y de lejos parece una hierba. Aproximadamente a los seis meses, las crías de guepardo aprenden a cazar por sí mismas. Tras uno o dos años, las crías ya han aprendido suficiente y pueden abastecerse por sí mismas.