• Fuera de stock

Lince Schleich

5,78 €

El lince es fácilmente reconocible por los llamativos mechones de pelo en las orejas. Estos mechones no protegen al gato depredador del frío, le sirven para oír mejor. Los linces que habitan en zonas más frías tiene patas más grandes y almohadilladas. Igual que las raquetas, dichas patas ayudan a los animales a no hundirse en la nieve.

Cantidad
Fuera de stock

14822
También podría interesarle
  • Cría de elefante africano... Cría de elefante africano...
    Vista rápida Vista Rápida

    Cría de elefante...

    4,95 € Precio

    Las crías recién nacidas de elefante pesan 100 kilos y miden 90 cm de altura. Tras media hora ya se pueden sostener sobre sus propias patas y caminar con la manada.

    Al nacer, los elefantes son bastante torpes y tienen que aprender a usar la trompa. Aún no saben comer con ella y durante el primer año de vida su madre las amamanta. Cada día aumentan un kilo de peso. Es muy importante que crezcan rápido, pues es difícil que un león o un cocodrilo ataque a un elefante adulto y sano. Si un depredador se acerca a una distancia peligrosa, los adultos forman un círculo alrededor de la cría. En el centro de éste, están bien protegidos.

  • Cachorro de león Schleich Cachorro de león Schleich
    • Fuera de stock
    Vista rápida Vista Rápida

    Cachorro de león Schleich

    4,12 € Precio

    Al nacer, las crías de león poseen un pelaje del color de la arena con manchas oscuras y circulares.

    Al nacer, las crías de león poseen un pelaje del color de la arena con manchas oscuras y circulares. Se camuflan muy bien en la sabana. En las 4-6 primeras semanas de vida permanecen en una guarida. Cuando alcanzan los 3 meses de vida ya son suficientemente fuertes para seguir a su madre allá donde vaya.

  • Leona Schleich Leona Schleich
    • Fuera de stock
    Vista rápida Vista Rápida

    Leona Schleich

    5,78 € Precio

    Entre los leones, son las hembras las que casi exclusivamente salen a cazar.

    Entre los leones, las hembras son casi exclusivamente las que salen a cazar. Muchas de sus presas son más rápidas que ellas, por eso, estos depredadores primero se acercan sigilosamente a unos pocos metros desde distintos lados y luego corren a toda velocidad hacia su presa. Aunque normalmente las leonas se encargan de la caza, los machos siempre son los primeros en comer.